Renovatio Historia


Renovatio Historia es una página que pretende difundir la historia desde una perspectiva novedosa, renovadora, que acerque el conocimiento de la historia a cualquier persona rompiendo con el viejo lenguaje sin que por ello se pierda el carácter verídico y profesional que el conocimiento histórico requiere y necesita.



Para ello se presentan los temas a través de los nuevos medios audiovisuales y se apoya y difunde la investigación más puntera en el campo historiográfico.



Power Point, youtube y el cine comercial son armas de la docencia.



La Norma Hipotética, las Bases de Datos, la criminalidad y las matématicas son armas de la investigación histórica más seria y puntera pero no por ello encorsetada y arcaizante.



Raúl Ramírez Ruiz

Universidad Rey Juan Carlos (Madrid)

"La historia es la clave. Su olvido la causa". R3.


jueves, 29 de septiembre de 2011

LA CHINA DE MAO ZEDONG. 62º ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN DE LA REPÚBLICA POPULAR CHINA

El 1 de oc­tubre de 1949 desde lo alto de la Puerta de la Paz Celestial, Mao Zedong proclamó el naci­miento de la República Popular de China (RPCh).

Son muchas las razones que llevaron a la victoria de Mao y el PCCh, pero la fundamental es que pueblo chino consideró que el Partido Comunista Chino (PCCh) era mejor legatario de los tres principios del pueblo (sanminzhuyi): Democracia, nacionalismo y bienestar, que el Partido Nacionalista (Guomindang) de Chiang Kai-sek.La China nacionalista se hundió en medio de la corrupción, la inflación y la represión en una proporción que respondía a la siguiente ecuación:

Represión Política + Caos económico = Protesta Social = Mayor Represión Política.

 
Chiang Kai-shek, consciente de la derrota, comenzó a preparar el día después y la posible reconquista. Se retiró a la isla de Taiwán para or­ganizar una base de re­sistencia y se llevó con él a 300.000 hombres y casi toda la Marina y la Aviación. Pasó la vida forjando planes de reconquista. Nunca volvería al continente.

MAO Y LA REPÚBLICAPOPULAR CHINA

Con Mao nacía un nuevo Estado Revolucionario pero desde unos principios muy distintos a las de la Rusia Soviética. El nacionalismo era un componente fundamental, la guerra civil se había producido previa a la Revolución y treinta años de ensayos había dado experiencia de poder al partido y lo había dotado de unos cuadros capaces de dirigir el Estado, además, contaba con el apoyo del campesinado y la intelectualidad.


La China de Mao resumida por Renovatio Historia . Com /R3

La idea maoísta de nueva democracia se estructuraba en la alianza de cuatro clases: obrera, campesina, pequeño burguesa y burguesía nacional. Todas encuadradas dentro del PCCh. Mao Zedong, anticipando su victoria, con­vocó en Pekín a finales de septiembre de 1949 una nueva Conferencia Política Con­sultiva, con la participación, además del PCCh, de otros catorce pequeños partidos democráticos, incluyendo una fracción revo­lucionaria del Guomindang. La Conferencia aprobó un programa común, designó un gobierno provisional, bajo la presidencia de Mao, hizo a Pekín la nueva capital del Estado y adoptó la bandera roja con las cinco estre­llas, representativas de cada una de las clases sociales revolucionarias y el calendario gregoriano.



Bandera e himno de la República Popular China

La orientación general del Programa político había sido elaborada por Mao pocos meses antes,en su ensayo Sobre la Dicta­dura Democrática Popular y fundamentaba el futuro de China en dos principios fundamentales. El primero, de orden interno, era la alianza del campesinado, la pequeña burguesía urbana y la burguesía nacional, bajo la dirección de la clase obrera. El segundo, era el entorno inter­nacional de la revolución alineando a China con la Unión Soviética, el bloque socialista y el proletariado mundial. De acuerdo con ese programa los objetivos del comunismo gobernante, entre 1949 y 1952, no fueron muy distintos a los del Guomindang: desarrollo económico basado en la pequeña propiedad y la burguesía nacional y unión del territorio nacional. La estructura de poder de la RPCh se apoyaba en el Partido Comunista, en la nueva administra­ción, dependiente de él, y en el Ejército Popular de Liberación (ELP). El Partido Comunista conta­ba con 4,5 millones de miembros en octu­bre de 1949 y creció rápidamente hasta los 6 millones a finales de 1950. Su influencia se extendía a todos los niveles, hasta los comités de calle. Estaba coordinado por un Comité Central de 44 miembros, 14 de los cuales constituían el Buró Político. Pero la auténti­ca dirección del PCCh era su Comité Per­manente, compuesto por Mao Zedong, Liu Shaoqi, Zhou Enlai, Zhu De y Chen Yun.



 Mao Zedong y su primer Equipo: Liu Shaoqi, Zhou Enlai, Zhu De y Chen Yun 




El tan temido “Terror Rojo” afectó a unos 2.000.000 de personas en estos primeros años. Aún así, no se puede decir que fuera generalizado en un país de las dimensiones demográficas de China pues afectó, principalmente, a los terratenientes y, en las ciudades, fue fruto del clima de paranoia creado por la guerra de Corea.

Para ampliar conocimientos: L. PALACIOS y R. RAMIREZ, China: Historia, pensamiento, arte y cultura, Córdoba, 2011, pp. 251-289.
R3 - 三重

lunes, 19 de septiembre de 2011

China Conmemora el 80º Aniversario de la Conquista Japonesa de Manchuria

Ayer 18 de septiembre China conmemoró el 80º Aniversario del "Incidente de Mukden" o del "18 de septiembre", un atentado provocado por los servicios secretos japoneses para justificar la invasión del Nor-Este de China.

El victorioso Japón Meiji decidió a finales del siglo XIX que no consentiría la hegemonía Euro-Americana en el Extremo Oriente, para ello China era una pieza fundamental.Significaba su espacio colonial, su lebensraum, lleno de recurso naturales y humanos para sus sueños imperiales. Aprovechó la debilidad del imperio chino en 1875, para ocupar Taiwán, la del ruso en 1905 para ocupar Corea, la I Guerra Mundial para ocupar las islas, territorios y derechos alemanes en China y desde 1927 tenía un plan para conquistar todo el Extremo Oriente:  El Memorándum Tanaka, que fue el resultado de la conferencia “de la Región del Este” organizada por el premier nipón Tanaka Giichi julio de 1927 con diplomáticos y militares japoneses para determinar la política japonesa hacia el continente. En el curso de dicha conferencia se fijaron claramente los objetivos de la expansión japonesa en Manchuria y Mongolia meridional. Coincidiendo con la grave crisis económi­ca de los primeros años treinta los círculos militaristas japoneses desarrollaron una doctrina que, basándose en el Memorial Tanaka, justificaban en razón del interés nacional la conversión del norte de China en un protectorado nipón.

Tanaka Giichi

Cuando alboreaba la década de los treinta un grupo de oficiales del ejército de Kuantung (tropas japonesas acantonadas en China) conectados con el Alto Estado Mayor venían preparando un golpe de Estado en Manchuria. Según sus planes el inicio de la invasión y el derrocamiento del gobierno de Tokio debían coincidir. Primero se declararían autónomos y después serían anexionados al Japón. Tras este primer paso se ocuparía Mongolia Meridional. Pero las dos tentativas de Golpe de Estado, en Tokio, en marzo de 1931 fracasaron. Aún así los conspiradores contaban con el respaldo de altos cargos en el ministerio de Defensa, en el alto mando de los ejércitos insular y de Corea.

El nuevo golpe en septiembre de 1931 se daría en Manchuria, era un secreto a voces. El gobierno civil de Wakatsuki tuvo conocimiento de él y con el respaldo del emperador envió a Manchuria al general Tatekawa para ordenar personalmente al Comandante en Jefe del ejército de Kuantung que impidiese el golpe. Sin embargo, Tatekawa era miembro de la Sociedad Sakura-kai, y en lugar de entregar sus ordenes inmediatamente se dejo convencer, por otro general y compañero de Sociedad Secreta, para pasar la noche en una casa de Geishas. Esa misma noche, el 18 de septiembre de 1931, el ejército japonés saboteó las líneas de ferrocarril de Mukden y responsabilizando a los chinos ocupó rápidamente todos los puntos estratégicos de Manchuria. Wakatsuki ordenó el alto el fuego y que la guerra no se extendiese. El ejército de Kuantung desobedeció y nada pudo hacer el gobierno civil para que el ejército de Corea no franquease la frontera el 21 de septiembre. Ante los hechos consumados el gobierno decidió que el ejército necesitaba el apoyo de toda la nación. En noviembre Wakatsuki dimitió y fue sustituido por Inukai Tsuyoshi. En junio de 1932, el ejército  de Japón tomaba Harbin y atacaba Shanghái.


Conquistadores japoneses en Manchuria 1931. La incongrafía nos remite claramente al barbarismo de los años treinta (acaso no recuerdas las insignias de las SS)

El nuevo premier Inukai, que tenía numerosas relaciones personales con China, quiso dirigir la política continental. La situación en China parecía estabilizarse y el 3 de marzo de 1932 se proclamaba la Independencia del Manchukuo con Puyi como emperador y el 5 de marzo se firmaba un armisticio en Shanghái. Pero el movimiento derechista anti partidos no cesaba en su abierta campaña terrorista Inukai cayó el un atentado el 15 de mayo. El fracaso y muerte de Inukai como señalábamos anteriormente significó el final del “gobierno de los partidos” en Japón. El almirante Sito Makoto, de tendencia moderada formó el nuevo gabinete.

El ataque a Manchuria significa la toma del poder por el militarismo nipón. El camino que llevará a Japón a Hiroshima y Nagasaki desde ese 18 de septiembre no tiene retorno.


Japón reconoció el Manchukuo en septiembre de 1932 y tuvo que enfrentarse a la crítica generalizada de la Sociedad de Naciones que envío a la Comisión Lytton para estudiar la situación. La Comisión Lytton condenó la invasión del territorio pues constató que no existía un nacionalismo manchú que respaldase la creación de este nuevo Estado sino que lo único que existía era intención de gobierno nipón de crear un estado artificial y satélite.

Cartel propagandístico que celebra a creación de Manchukuo. El estado "de juguete" del "pobre Puyi".

Hoy China conmemora esta fecha con dolor, indignación y rencor (echa un vistazo a ZaiChina). Por desgracia para la Humanidad: China no puede olvidar y Japón no quiere recordar.

R3 -  三重

lunes, 12 de septiembre de 2011

BIOGRAFIA/BIOGRAPHY/ Román Fiódorovich Úngern von Shtérnberg - Роман Фёдорович Унгерн фон Штернберг (1886-1921). EL NACIMIENTO DE MONGOLIA. Personajes Asia_1

Y EL DIOS DE LA GUERRA CREÓ MONGOLIA O…  AYUDÓ



El origen de la nación mogola se viene situando en la conformación del Estado de Gengis Kan en el comienzo del siglo XIII. Al cabo de dos generaciones, con sus nietos, el imperio mongol abarcaba desde Hungría a Corea, desde Oriente Medio a Vietnam. La inmensidad el imperio trajo su descomposición y, la final, la atomización tribal, volvió a triunfar. Los mongoles volvieron a ser unos molestos nómadas al norte del Imperio del Centro. Lo manchúes resolvieron el problema incorporando Mongolia a su imperio, a mediados del siglo XVII. Así permanecería, como parte de China, hasta que en 1911 se produjo el colapso de la dinastía Qin.

En 1912 aprovechando el caos del Estado Chino los mongoles –igual que haría los tibetanos con los británicos- proclamaron su independencia. Esta no fue reconocida por Pekín, pero mediante la presión rusa, los chinos, se vieron obligados a reconocer la “autonomía” del recién creado estado mongol. Los chinos accedieron bajo presión por ello en cuanto que Rusia se hundió en su propia revolución ocuparon el territorio mongol aboliendo cualquier aspiración nacionalista y obligaron a sus dirigentes a aceptar la incorporación a la República China. Durante este periodo de ocupación se fundó el Partido Revolucionario del Pueblo Mongol, destinado a gobernar Mongolia durante todo el siglo XX. Estos revolucionarios buscaron el apoyo de los bolcheviques. Al fin y al cabo Mongolia llevaba tiempo dentro de las posesiones del facto del imperio zarista, por lo que la guerra civil rusa afectó de manera directa al territorio.


Es en este punto donde la historia del nacimiento del Estado mongol se vuelve novelesca y épica. Combatiendo al frente de los ejércitos rusos blancos hizo su aparición Román Fiódorovich Úngern fon Shtérnberg, conocido como el Barón loco o el barón sanguinario. Este personaje era un noble báltico de sangre germana. Comenzó combatiendo al lado de los blancos pero en realidad él hacía su propia guerra. Enamorado desde sus primeros años de cadete por el estilo de vida de los mongoles se creyó la reencarnación del Gengis Kan y soñó con la creación de un gran Estado asiático bajo su hégira. Los japoneses le dieron su apoyo, obviando al almirante Kolchak jefe de los rusos blancos en el Extremo Oriente.



En 1921, con un variopinto ejército de cosacos, rusos blancos, prisioneros austro-húngaros y aliados nativos invadió Mongolia exterior y saqueó su capital Urga. Expulsó a los chinos y alimentó a los lobos de la estepa con los prisioneros. Liberó al líder del budismo tibetano en Mongolia el Bogd Khan, y el 13 de marzo de 1921 Mongolia se proclamó Monarquía independiente con Roman Urgen como dictador. En realidad, era un despiadado señor de la guerra, alcohólico, antisemita y converso al budismo. El propio Dalai Lama le creía reencarnación Mahakala, el Dios de la Guerra, de las religiones hinduistas y budista. Pero esta situación atrajo la atención de los nuevos dirigentes soviéticos que en su afán por reconquistar todo el imperio ruso enviaron al Ejército Rojo para acabar con toda resistencia blanca. Urgen fue derrotado y capturado el 22 de agosto de 1921. Trasladado a Siberia, fue juzgado y fusilado en septiembre. Las autoridades nacionalistas de Mongolia hicieron grandes ceremonias de duelo por él. Acto seguido decidieron pactar con los bolcheviques, su objetivo seguía siendo el mismo, salvaguardar la independencia de Mongolia.

En paralelo, los rusos habían encontrado un aliado en Suje Bator que entre 1921 y 1924 logró estabilizar el país, acabar con cualquier posibilidad china de reconquistarlo, repartió tierras y rebaños, limitando el poder del Bogd Khan y a la muerte de este proclamó la República Popular de Mongolia el 26 de noviembre de 1924. La nueva república quedaba totalmente bajo la tutela de la Rusia Soviética. A partir de 1931 sólo la presidencia de las divisiones acorazadas rusas evitó que el expansionismo nipón la convirtiera en una nueva pieza de su imperio. China no reconoció la independencia si bien, en situaciones complicadas para ella siempre aseguraba respetar el statuo quo. Lo hizo Chiang Kai sek, antes durante y después de la Segunda Guerra Mundial, aunque luego se desdijo y la República de China (Taiwán) considera a Mongolia Exterior una provincia más de su soberanía. Mao solo lo hizo en 1950, cuando visitó a Stalin y este le prometió ayuda pero a cambio le exigió el reconocimiento explicito de la independencia de Mongolia.

Mongolia desde su independencia “mira” más hacia Rusia que a China. De hecho las reformas culturales le han llevado a usar el alfabeto cirílico para su lengua nacional.

R3 -  三重