Renovatio Historia


Renovatio Historia es una página que pretende difundir la historia desde una perspectiva novedosa, renovadora, que acerque el conocimiento de la historia a cualquier persona rompiendo con el viejo lenguaje sin que por ello se pierda el carácter verídico y profesional que el conocimiento histórico requiere y necesita.



Para ello se presentan los temas a través de los nuevos medios audiovisuales y se apoya y difunde la investigación más puntera en el campo historiográfico.



Power Point, youtube y el cine comercial son armas de la docencia.



La Norma Hipotética, las Bases de Datos, la criminalidad y las matématicas son armas de la investigación histórica más seria y puntera pero no por ello encorsetada y arcaizante.



Raúl Ramírez Ruiz

Universidad Rey Juan Carlos (Madrid)

"La historia es la clave. Su olvido la causa". R3.


martes, 29 de noviembre de 2011

LA REBELIÓN TAIPING. 太平天国起义. TAIPING REBELLION

Hoy toca acontecimiento histórico. La Rebelión taiping, según una fuente apócrifa, la revolución que fue calificada por Carlos Marx como la Revolución más grande que vieron los tiempos. Y ciertamente fue inmensa, decenas de millones de personas murieron; el patrimonio cultural atesorado durante siglos fue arrasado y los valores de la sociedad china fueron puestos en duda y, a la larga, heridos de muerte. El sincrético, y supuesto cristiano, Reino Celestial Taiping inició el ciclo Revolucionario chino que un siglo después llegaría al poder al Partido Comunista Chino bajo la dirección de Mao Zedong.

    La Nación China no entendió como el  Imperio del Centro había podido ser derrotado por un puñado de Bárbaros Rojos. La perdida de fue total cuando el propio Hijo del cielo (el emperador) aceptó la humillación del llamado Tratado de Nanjing (1841) que suponía la derrota tras la Primera Guerra del Opio. Un año después surgió la figura de un profeta en Guangxi: Hong Xiuquan, de familia campesina hakka y maestro de escuela. Creyó encontrar en la Biblia una revelación divina que le empujaba a establecer en la tierra el reino de la Gran Paz (Taiping) y la igualdad entre los hombres. Predicó como “hermano de Jesucristo”, fundando una nueva religión sincrética. En enero de 1851, Hong proclamó el Reino Celestial Taiping, anunció el co­mienzo de la guerra santa contra los Qing.

El "Hermano menor de Jesucristo".Si quieres intetar entender la complicada relación de secta y política en extremo oriente acude a "China, historia pensamiento y Cultura" pp. 303-305.

El ejérci­to taiping se fue convirtiendo, bajo la dirección de Shi Dakai, en un ejército adiestrado y lleno de fanatismo religioso. En septiembre, los taiping to­maron Yongan, su primera ciudad fortifica­da. Allí, Hong Xiquan se proclamó Rey Ce­lestial, procedió a sentar las bases de su Estado. Sus más directos discípulos fueron nombrados reyes (wang).

La Película de Warlords (Señores de la Guerra). Narra las aventurasde tres amigos durante la etapa final de la lucha contra la Rebelión Taiping

El rápido crecimiento y el éxito de los tai­ping les distinguen con facilidad de los cultos esotéricos y de las sociedades secretas de su época. Se trataba de un fenómeno so­cial, como señaló Carlos Marx, de gran contenido revolucionario, tanto en sus métodos como en sus objetivos. Sub­yacía en él un carácter de revuelta campe­sina alimentada por el concurso de unas masas rurales explotadas y empobrecidas.
La igualdad de la mujer promulgada por los taiping tuvo su precio una vez derrotados

La legislación del Rei­no Celestial buscaba establecer una socie­dad agraria de tipo comunista, en la que toda la tierra bajo el cielo debía ser cultivada por todos los hombres bajo el cielo, es de­cir, que la tierra fuera repartida entre todos los hombres y mujeres -los taiping predi­caban la igualdad entre los sexos- en idén­tica proporción y calidad. Establecieron un siste­ma de distribución equitativo de los produc­tos y del trabajo comunal, bajo la supervisión de una burocracia religioso-política. Mientras duró el fervor religioso y el impulso revolucionario, los taiping fueron capaces de mantener un orden interior que no reinaba en otros lugares de China. Inclu­so alentaron el desarrollo del comercio con las bases europeas de la costa, donde los mercaderes occidentales, favorables a todo lo que restase fuerzas al Imperio, acogieron el movimiento con simpatía.

Como en otras ocasiones más recientes Occidente suele cambiar de caballo a mitad de la carrera

Durante años, los taiping mantuvieron una iniciativa victoriosa. Pero en 1853, los taiping enviaron una expedición de 20.000 hombres contra Pekín. Fueron derrotados por la caballería mongola de los Qing. Con la primera gran derrota comenzaron las intrigas palaciegas dentro de la Corte de la Gran Paz Celestial … Hong Xiuquan, en su capital Nanjing, desconfia­ba de cualquiera de sus seguidores que acu­mulara demasiado poder e hizo asesinar o deportar a sus primeros y mejores seguidores …. La clase dirigente, enriquecida por el botín de guerra y por el comercio se corrompió… y una vez derrotada China en la segunda Guerra del Opio, los occidentales necesitaban una China unida bajo el doblegado mando de los Qing. Un norteamericano, F. T. Ward, creó un desta­camento de fusileros mercenarios al servicio de los terratenientes y oficiales franceses y britá­nicos, como Charles G. Gordon, que luego se haría famoso en Sudán, el “Ever Victorious Army” que se puso al servicio de las fuer­zas imperiales.




Charles George Gordon: Uno de esos hombres que hicieron grande al Imperio Británico... Salvó a la Dinstía Qing al encabezar el "Ejército siempre victorioso" y reorganziar su ejército. Morírira en 1885 defendiendo Jartum del ejército del Mahdi (Chiítas, recuerda el nombre de los irregulares chiitas iraquíes que acosaron a las tropas españolas). Él no sale, pero no hay mejor película para recrear la guerra del Sudán que "Las Cuatro plumas". (Mejor la de 2002 que la de la doctora Queen, aunque aquella peli prehistórica tenga su punto).

Lentamente, los taiping se fue­ron replegando, hasta que el grueso de sus fuerzas quedó cercado en su capital. En ju­nio de 1864, Hong Xiuquan se suicidó en Nanjing y la ciudad sólo resistió el asedio un mes más.



Todo el Sur de China había sido arrasado por la rebelión, inmensas riquezas patrimonio de la humanidad como la antigua ciudad de Hangzhou habían desaparecido… y lo más importante la dinastía Qing había quebrado.



Tan grande fue la destrucción que el pueblo comprendió que los manchúes estaban perdiendo el favor del Cielo.

Tan grande fue la destrucción que la Dinastía sólo supo defenderse con un neoconfucionismo conservador que imposibilitaría cualquier posibilidad de reacción frente a las fuerzas extranjeras y revolucionarias que la derribarían apenas 50 años después.

Más info sobre la LA REBELIÓN TAIPING. 太平天国起义. TAIPING REBELLION en "China, historia pensamiento y Cultura" pp. 169-185.
R3 - 三重

No hay comentarios:

Publicar un comentario